COLECCIÓN : DIVERSIDAD VISUAL

NUEVO DISEÑO.jpg

Gigi retrata el ruido, el olor, los sabores, el sudor. Captura y transmite la lascivia, las miradas retadoras, el deseo, lo irreverente, lo insaciable, lo perverso y, sin duda, evidencia la estética que las convierte en obras de arte.

1/4

NOTAS

Gigi Mizrahi recorre las calles y penetra las entrañas de Cuba en una cálida complicidad con los autos antiguos. Viejos testigos ingenuos que le cuentan anécdotas de los tiempos buenos y malos, de lo mucho que han visto y oído, del corazón y la fortaleza de loscaribeños. Es a través de ellos que Gigi, con su lente, se roba el alma y la piel de la isla.

 

En esas andanzas logra captar escenas anárquicas, convulsivas, llenas de vida y sensualidad; representaciones improvisadas por intérpretes que miran de manera provocativa a la cámara, invitando al espectador a formar parte de acontecimientos que lo podrán seducir o inquietar.

 

Mizrahi no sólo logra el encuadre perfecto de las escenas sino que atrapa su esencia: un dramatismo visual efímero, cargado de sensaciones y emociones atemporales. Retrata el ruido, el olor, los sabores, el sudor. Captura y transmite la lascivia, las miradas retadoras, el deseo, lo irreverente, lo insaciable, lo perverso y, sin duda, evidencia la estética que las convierte en obras de arte.

 

 

Raquel Tacher

abdf95_a0100c165b524d14b6c270caf3e7358b.

EXPOSICIÓN

Diversidad visual, Galería Immagini, Ciudad de México, 2013.

Con un toque de simpatía y buen humor, Gigí resignifica a través de su lente el lado humano de sus personajes.

abdf95_aa8eb2335a994e75844bd57e583a25fb.